Translate

lunes, 16 de mayo de 2016

Pedir una pizza cada día le salva la vida

Pedir una pizza cada día le salva la vida

Existe una historia que cuenta que todos los días Antonio era el único trabajador de la fábrica que saludaba al vigilante de seguridad. Por eso, una noche que nadie se dirigió a él, el vigilante comenzó a sospechar y revisó todo el edificio en busca de Antonio. Se había quedado encerrado y sus saludos cada día le salvaron la vida. 
Leer mas...